Arquitectura de la elección

La arquitectura de la elección (choice architecture), es el diseño de diferentes maneras en las cuales las posibles opciones a elegir se pueden presentar a un consumidor, y el impacto que dicha presentación tiene en la decisión final del consumidor. Por ejemplo, el numero de opciones presentes, la manera en la cual éstas son descritas, y la presencia de una opción “por defecto”; todas ellas pueden influir la decisión del consumidor. Como resultado, los defensores del paternalismo libertario apoyan el diseño deliberado de la arquitectura de la elección, para dar un empujoncito a los consumidores hacia los comportamientos que son deseables (tanto para  ellos como para la sociedad), como ahorrar para la jubilación, comer saludablemente o registrarse como donante de órganos.

El término arquitectura de la elección fue introducido por Richard Thaler y Cass Sunstein en su libro Un Pequeño Empujón (Nudge). Thaler y Sunstein proponen el diseño deliberado de la arquitectura de la elección, como medio de mejorar las decisiones de la gente, minimizando los errores derivados de los sesgos cognitivos.

Un ejemplo de arquitectura de la elección consiste en reducir la sobrecarga de decisiones. Mientras que los modelos económicos clásicos predicen que aumentar las opciones del consumidor sólo puede aumentar su utilidad, economistas del comportamiento han demostrado que en algunos casos, presentar a los consumidores con muchas opciones puede reducir su motivación para tomar una decisión, y una menor satisfacción con su elección final. Los arquitectos de la elección pueden reducir la sobrecarga de decisiones bien limitando el número de alternativas disponibles para el consumidor, o bien proporcionado herramientas de apoyo al consumidor para que no se sobrecargue con la cantidad de opciones.

Otro ejemplo es el presentar una opción por defecto, que es una opción que es pre-seleccionada por el arquitecto de elección, de tal manera que el consumidor debe dar pasos de manera activa para seleccionar una opción diferente, ya que la gente tiene una tendencia desproporcionada a permanecer en la opción ofrecida por defecto, lo que se conoce como el sesgo del status quo. Por ejemplo, el arquitecto de elección puede diseñar los formularios para que la opción por defecto sea la de ser donante de órganos.

Fuente: Wikipedia, publicado bajo la licencia Creative Commons Attribution-Share-Alike 3.0.

Comments are closed